martes, 13 de febrero de 2018

Je ne sais pas

Al parecer hay cosas que simplemente se escapan de nuestro poder, se descontrolan completamente aunque creamos que las tenemos amarradas a las piedras del camino que quedaron en el ayer...
Hasta parece extraño, irónico, loco, no sé... un toque de je ne sais quoi que te desordena la vida cada tanto y hace añicos cualquier signo de cordura...


Y digo "al parecer" porque sencillamente no estoy segura del motivo, llega a dar miedo la forma en que se dan esos arrebatos de la vida, que no te da ni te quita, pero te mantiene en vilo, no vas ni vienes, no sufres ni te alegras, no das pasos hacia eso, pero tampoco te alejas, simplemente es como que nada pasara, pero en el fondo, todo pasa...


Si, si, muchas vueltas para adornar las palabras, pero son así de enredadas estas cosas que me pasan y no me pasan al mismo tiempo... no sé cómo explicarles... si lo supiera, bendito el cielo!


Y no me refiero a personas o a momentos aislados, sino al conjunto de ambos, que hicieron historia, pero no dejan de ser presente, y que la intuición te dice que quieras o no, serán futuro, porque está muy atado el nudo, y la cuerda parece nunca llegar a su tope, así que menos parece llegar a soltarse...


Y he aquí el fenómeno, porque no sé de qué otra forma llamarlo, que te da la sensación de que toda la tormenta ha pasado, de que perdones y olvidos se han intercambiado, y permisos se han concedido, y libertades otorgadas, y otros puertos hemos visitado, cada quien por su lado, y otros intentos hemos dado, otros labios probado, otros cuerpos conquistados, mucha agua bajo el puente y golondrinas en el cielo han pasado... pero es como que no hay una casa a la que se le pueda llamar hogar, ningún corazón que convenza para querernos quedar... Ay que me salió rima!


Bonito suena, señores! y sinceramente no es gran cosa, no se siente dolor, ni el alma se ahoga, simplemente aquí estoy, y ahí está ese otro corazón, que anda libre por el mundo, y yo libre también soy... pero tengo que confesar, con la mano en el corazón, que una vocecita en el fondo, que no sé bien de donde salió, me dicta que algo se trama la vida, que yo solo siga la vía de lo que me dicta la pasión...


Me da zozobra a momentos, porque quisiera que pare esa esperanza latente que a veces me deja en el aire... cada intento de amor con otro termina en acto fallido, aunque con cada falla yo aprendo, cada tropezón me hace fuerte, ya estoy hecha Sansón! Lo lindo de todo esto, es que no espero ni busco nada, lo que la vida me entregue y parezca razonable, yo lo examino y veo si me sirve, si me cabe... en el corazón!!! si me cabe en el corazón!!! mal pensados!!!


Sinceramente, ahora me río de la vida, ya no lloro fácilmente, prefiero reír, y si acaso un recuerdo pasa por mi mente y se estanca en mis ojos, lo observo sin enojo, sin dolor, lentamente, sin darle mucha importancia, aunque siempre es relevante, pero prefiero sonreír al verlo en mis sueños que dejar que me haga un desplante...


Pero una duda tengo, algo que me hace pensar, existen las almas gemelas? que aunque no estén en el mismo lugar, aunque no hayan podido estar juntos mucho tiempo más, y que quizás no era su tiempo, que tenía que madurar cada parte por su lado, vivir experiencias ajenas, hacerlas propias, hacerlas eternas, y aprender del desasosiego, para luego, algún día, quizás en el fin de los tiempos de cada una de sus vidas, se acurruquen cada noche, o las horas que les conceda la vida, y contarse mutuamente lo que aprendieron con sus heridas, y con un beso, un abrazo, y los pies entrelazados, sean felices por siempre hasta que su cuento se haya acabado...

2 comentarios:

Geraldine Velasquez dijo...

Me identifico!! ��

Geraldine Velasquez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.